Duración de los filtros de aire

Posted in EN779 - EN1822 - RITE "Técnica y Normativa"

Duración de los filtros de aire

Los filtros de aire son consumibles cuya duración se ve afectada por diversas. La estimación de vida en tiempo es muy difícil de predecir, como explicaremos en los párrafos siguiente, pero dicha durabilidad si que puede ser establecida en función de otros parámetros fácilmente mensurables.

La perdida de carga de un filtro se establece como la diferencia de presión del aire antes y después del mismo. La perdida de carga de un filtro limpio es conocida y se puede encontrar en la documentación técnica suministrada. A lo largo se su uso, el filtro va reteniendo partículas que se oponen al paso del aire y esto se manifiesta en un aumento de la perdida de carga del mismo.

Los factores que intervienen en esta retención de partículas dependen de la cantidad de aire que pasa a través del filtro así como de la concentración de partículas. Por ejemplo, en un ambiente con baja concentración de partículas y un caudal de aire reducido, un filtro puede durar mucho más de que que otro con el mismo caudal pero en una zona con mucho polvo.

Dado que un filtro filtra más cuando más partículas retiene, si hacemos una representación gráfica de la perdida de carga en función de la cantidad de polvo retenida, veremos que la vida de un filtro es lineal hasta que llega un punto en que la pérdida de carga es tal que le filtro deja de ser operativo y la perdida de carga aumenta asimptoticamente..

A efectos de diseño de una filtro habrá que tener en cuenta no sólo la pérdida de carga inicial sino también la pérdida de carga final recomendada, a la cual el filtro debe reponerse por uno limpio. Si la pérdida de carga es excesiva para la eficiencia requerida se puede ampliar la superficie filtrante o colocar mayor número de módulos filtrantes

La durabilidad de un filtro viene establecida por una perdida de carga tal que hace aconsejable el cambio del mismo. Esta se establece en función de varios criterios, no sólo evitar que la diferencia de presión sea superior al coeficiente de integridad estructural del mismo (valor que si se supera produciría una rotura del medio filtrante provocando el paso de aire sin filtrar.) si también hay que tener en cuenta diversas consideraciones energética.

Los sistemas de climatización se diseñan procurando que el flujo de aire sea constante. Según aumenta la perdida de carga en el sistema, los ventiladores e impulsores tienen que realizar más trabajo para mantener dicho caudal de aire, por lo que aumenta el consumo energético, la maquinaria sufre y aumenta el riesgo de avería y por lo tanto costes de mantenimiento.

En le diseño y prueba de los filtros se atiende a todos estos factores y se estudia con detalle el punto optimo en el cual es conveniente cambiar dicho filtro para evitar gastos mayores que el precio del filtro en sí. Esto se hace estudiando las curvas de perdida de carga teniendo en cuenta los factores indicados anteriormente. En las fichas técnicas figuran las perdidas de cargas finales en las cuales es recomendable el cambio del filtro.

De todo esto podemos deducir varias cosas.

  1. Es muy difícil, si no imposible el predecir la durabilidad en el tiempo de los filtros de aire ya que hay factores desconocidos en el empleo de los mismos (concentración de partículas, horas de uso, caudales que pueden variar en función de la necesidad, época del año, etc).

  2. La durabilidad de un filtro se establece en función de la perdida de carga estudiando el gráfico de la misma en función de la colmatación de partículas y determinando el punto óptimo de cambio,

  3. Sería más conveniente hablar de minimizar el gasto de mantenimiento (filtros, consumo energético, reparaciones, etc) que hablar de durabilidad de de los elementos filtrantes.

  4. Para maximizar el gasto de mantenimiento tenemos que ajustarnos a los valores de perdida de carga recomendados del estudio y diseño de los elementos filtrantes.

  5. No existe una manera directa de alargar la vida útil de un filtro de aire, lo único que podríamos hacer es aumentar la superficie filtrante (cosa que encarecería el precio del filtro pero reduciría la perdida de carga) para alargar su durabilidad y no sabemos si este cambio es eficiente sin un estudio más detallado al respecto.